Luz y sombra en la fotografía abstracta

La fotografía abstracta es ideal para explorar la esencia de la fotografía. A diferencia de las formas más formales de fotografía, la abstracción permite a los fotógrafos experimentar y doblar las reglas, dándote libertad creativa.

A menudo, independientemente de las referencias en el mundo «real», el arte abstracto proporciona formas alternativas de describir la experiencia visual utilizando un lenguaje de color, forma, forma y línea para componer una imagen.

¿Qué importancia tienen las sombras para las imágenes abstractas?

Al descomponer los componentes de una imagen o medio en sus elementos abstractos, investigamos qué es lo que constituye una fotografía.

Una forma de componer una imagen abstracta es centrarse en las cualidades fotográficas de la luz y la sombra. Como fotógrafos, sabemos que aprovechar la relación entre la luz y la sombra es un aspecto fundamental de la fotografía.

Pero a menudo, los fotógrafos se enfocan solo en capturar la luz en una imagen.

Sin sombras, nuestro mundo parecería realmente muy plano. Y las sombras no son solo una mancha oscura inanimada, pueden ser tan vivas y llamativas como su contraparte. Las sombras dan forma a la luz y la enfatizan orgánicamente.

La incorporación deliberada de sombras en una imagen crea dramatismo y profundidad.

Al igual que la luz, la sombra explora la forma. Pero, al igual que la fotografía abstracta, también llama la atención sobre las cualidades que nos rodean que a menudo pasan desapercibidas.

Aquí hay algunas cosas que he aprendido mientras experimentaba con la combinación de sombras y fotografía abstracta.

1. Agregar contraste

El contraste es la medida de la diferencia entre los negros y los blancos de una imagen. Sin contraste, una imagen aparecería completamente negra, blanca o con un solo tono de gris.

Las sombras se pueden utilizar para mejorar el contraste tonal en una imagen porque las zonas con poca iluminación se combinan bien con las áreas más claras o las altas luces en una foto.

Esto es especialmente útil en la fotografía en blanco y negro porque no puede usar el color para resaltar áreas particulares de una imagen.

Al fotografiar una escena con sombras, intente combinar reflejos blancos brillantes con negros profundos en sus fotografías.

Esto agrega una mayor diversidad tonal, lo que crea una mayor profundidad en una imagen.

Una fotografía sombría en blanco y negro de hormigón con la sombra de una valla, que combina luz y sombra para la fotografía abstracta.

2. Atención directa

Las sombras pueden ser una forma sutil (o no tan sutil) de dirigir la atención del espectador a determinadas partes de una imagen. Las áreas más oscuras de una imagen se pueden usar para dar forma a la luz alrededor de un sujeto, eliminando áreas que pueden restar valor a una escena.

También pueden rodear suavemente a un sujeto, reforzando el centro de interés.

La fuerza del perímetro de una sombra puede determinar el estado de ánimo de una imagen. Un perímetro duro evoca una sensación de inmediatez, mientras que un borde más suave sugiere una atmósfera más tenue.

Preste atención a la forma en que las áreas de sombra interactúan con su sujeto y utilícelo a su favor.

3. Cree un punto focal

Las sombras pueden ayudar a llamar la atención sobre áreas de una imagen, pero también son sujetos excelentes en la fotografía abstracta. Aunque vemos sombras todos los días, normalmente no las encontramos como obras de arte aisladas.

Y si observamos una sombra interesante, a menudo es una experiencia fugaz.

Fotografiar deliberadamente una sombra habla de la naturaleza de la fotografía y su capacidad para congelar un momento en el tiempo.

La naturaleza cambiante de una sombra es familiar para el ojo humano, por lo que una sombra fija es intrigante y crea un punto de interés que el espectador puede buscar y apreciar fácilmente.

Una sombra con un contorno fuerte y una forma reconocible se conecta con la experiencia de un espectador. Por otro lado, una sombra con una forma menos definida atrae la imaginación y la curiosidad del espectador.

Intente aislar una sombra con un fondo blanco brillante, ¡el resultado es una fotografía abstracta bastante llamativa!
Una fotografía de cerca en blanco y negro de una bifurcación con una fuerte sombra debajo.

4. Crea un estado de ánimo con sombras

En la cultura popular, los callejones sombríos o las criaturas de las sombras espeluznantes se utilizan a menudo para crear una sensación de misterio o peligro. Esto se debe a que la oscuridad actúa como un velo entre lo que nuestros ojos pueden detectar y lo que no pueden.

La gente de la asociación hace entre sombras y lo desconocido puede ser una herramienta útil para crear la atmósfera en una fotografía.

Mientras que la luz ilumina una escena o crea una sensación de ligereza y alegría, la oscuridad crea una sensación de peso y dramatismo.

La incorporación de sombras en una imagen representa lo que el ojo no puede ver. Aporta una densidad a una imagen que no se puede ilustrar de otra manera.

Apelar a las asociaciones naturales de los espectadores los involucra y los invita a mirar más de cerca su fotografía abstracta.

La próxima vez que salga a tomar fotografías abstractas, tómese el tiempo para considerar las emociones que transmite la forma y el tono de una sombra. Descubrirás que las sombras son una herramienta realmente útil para agregar un ambiente extra a tu fotografía.

1. Revelar textura

La fotografía abstracta tiene muchas capas. Incluso como medio plano, hay muchas formas de agregar profundidad a una fotografía. La incorporación de textura en una fotografía apela a nuestro sentido del tacto, que estimula nuestra mente para que «sienta» una imagen.

Asociamos naturalmente las cosas que vemos con cómo se sienten en la vida real. Esto significa que los sujetos suaves y esponjosos adquieren una dinámica más suave y las texturas puntiagudas o ásperas «se sienten» más abrasivas cuando se ven.

Mire a su alrededor, es asombroso cómo nuestras mentes crean una impresión sin que nuestra piel ni siquiera haga contacto con un sujeto.

Esta capacidad de formar impresiones en nuestra mente nos permite transmitir una gran cantidad de información a un espectador rápidamente. Las sombras ayudan a enfatizar esta información al reforzar las cualidades materiales de un sujeto.

La suavidad de una pluma, por ejemplo, se puede realzar con la calidad orgánica de las sombras que le corresponden. La yuxtaposición de la rugosidad con sombras suaves crea una gama completa de texturas, cada una reforzando a la otra.

Intente agregar una nueva capa de realismo a su fotografía abstracta utilizando sombras para reforzar la textura en una imagen.

Una oscura fotografía en blanco y negro de una pila de paletas de madera.

Conclusión

La fotografía se ve a menudo como una forma de capturar la luz, pero esa no es toda la verdad. Incorporar sombras en su trabajo fotográfico es una excelente manera de agregar una nueva dimensión a su fotografía abstracta.

En la fotografía abstracta, somos libres de investigar la forma y la luz sin las restricciones de las imágenes técnicamente correctas.

La fotografía abstracta es una manifestación de cómo vemos el mundo a través de la cámara, fomentando la autoexpresión y la experimentación.

El uso de sombras en la fotografía abstracta combina una exploración de la naturaleza de la luz con imágenes experimentales, creando una fotografía abstracta dinámica y creativa que captura tanto la luz como la sombra en su diversidad de formas.

Deja un comentario