Monopié frente a trípode (¡cuándo y por qué usar cuál!)

Agregar un soporte de cámara permite a los fotógrafos disparar con una velocidad de obturación más lenta. También puede usar lentes más largos y trabajar sin tensión en el cuello y la espalda. Pero ahí es donde terminan las similitudes en el debate entre el monopié y el trípode.

Tanto los monópodes como los trípodes ofrecen más soporte que disparar solo con la computadora de mano. Pero los dos tipos de accesorios tienen algunas diferencias importantes.

Uno es más estable, uno es más móvil. Un trípode o un monopié puede ser más adecuado para su trabajo fotográfico que otro. En algunos casos, es posible que desee utilizar ambos.

Esto es lo que necesita saber al comparar el monopié con el trípode.

¿Qué es un trípode? ¿Qué es un monopié?

Tanto un trípode como un monopié son accesorios diseñados para soportar una cámara, donde los dos se diferencian por las patas. Un trípode tiene tres patas (ese es el «tri»). Un monopié es un soporte de cámara que tiene una pata (esa es la «mono»).

Gran parte del resto del diseño es similar en ambos accesorios. Ambos son regulables en altura, por ejemplo. Y ambos a menudo usan placas de liberación rápida para agregar y quitar fácilmente la cámara.

La construcción suele ser similar y muchas marcas que fabrican trípodes también fabrican monópodes.

Pero, el número de patas crea algunas diferencias importantes entre trípodes y monópodes. Esas diferencias determinan cuál es la mejor herramienta para el trabajo de fotografía y si necesita una o ambas en su equipo.

Trípodes: las ventajas de tres patas

Foto de un hombre ajustando un trípode

Con tres patas, los trípodes son los más estables. Con un trípode, puede disparar exposiciones más largas que con un monopié.

Un monopié reducirá el movimiento de la cámara. Pero los trípodes son mejores para tomar exposiciones de segundos o incluso minutos. El viento o incluso la mala calidad de construcción pueden crear temblores incluso con un trípode. Pero los trípodes siguen estando entre los soportes de cámara más estables.

El diseño de un trípode significa que puede dejar la cámara en la parte superior y alejarse. Haga esto con un monopie y su cámara literalmente se comerá el polvo.

Si desea tomar una autofoto o configurar una cámara para tomar fotos de la vida silvestre mientras está fuera de la vista, un trípode es la única opción.

Los trípodes también mantendrán la cámara fija en un lugar, donde un monopié no es tan preciso. Esa ubicación exacta puede ser útil al tomar fotografías macro. También es ideal para tomas que significan unir las imágenes, como en fotografías HDR y panorámicas.

Los trípodes tienden a ser la opción más popular, lo que significa que hay muchos modelos en el mercado para elegir. Si bien no hay escasez de monopie, a menudo hay más opciones en la categoría de trípode.

¿Por qué disparar con un monopié?

Foto de un hombre tomando una foto con la ayuda de un monopie

Entonces, ¿por qué los fotógrafos querrían usar un monopié, si un trípode ofrece la mejor estabilización?

Las ventajas de trabajar con un monopie se derivan en gran medida del tamaño más pequeño del soporte de la cámara de una sola pierna.

Primero, los trípodes ocupan un poco de espacio en el piso para extender esas tres patas. Los monópodos, en comparación, ocupan un pequeño punto de espacio en el piso. Si está filmando en un lugar lleno de gente, un trípode puede representar un peligro de tropiezo. Algunos lugares incluso prohíben el uso de trípodes por esa razón.

El perfil más pequeño también hace que los monopies sean más móviles. Imagina que estás filmando un partido de fútbol y necesitas ajustar continuamente tu posición al costado del campo para seguir el ritmo de la acción.

Con un trípode, necesitaría doblar las piernas para moverse rápidamente por las líneas laterales. Con un monopié, solo tienes que cogerlo y listo. Puedes seguir la acción mucho más rápido con un monopié, mientras sigues clasificando esa pesada lente deportiva.

La velocidad también se extiende a la configuración y el desmontaje. Con solo una pierna para desplegar y ajustar a la altura correcta, montar y desmontar un monopié es más rápido.

Olvídese de las dos piernas y, por supuesto, tendrá un accesorio más ligero. Los monopies tienden a pesar menos que los trípodes. Esto los hace más fáciles de viajar, incluso cuando están doblados.

Trabajar con trípodes y monopies

Foto de un hombre que camina con un trípode sobre su hombro al aire libre

Tanto los trípodes como los monopie quitarán el peso de la correa de la cámara de su cuello. Y ofrecerán cierto nivel de protección contra el movimiento de la cámara.

Un trípode es el soporte de cámara más estable, pero tiende a ser voluminoso y puede ralentizar sus movimientos. Un monopié no es tan estable, pero restringe tu movimiento mucho menos que un trípode.

Entonces, ¿cuál necesitas? Si necesita ser móvil, un monopié es la mejor opción. Con un monopié, no estás atrapado en un solo lugar. Y puede soportar el peso de lentes grandes y ofrecer una ligera protección contra el movimiento de la cámara.

Si necesita tomar exposiciones de segundos de duración, como para desenfocar una cascada, querrá la estabilidad de un trípode. Lo que le falta a un trípode en movilidad lo compensa en estabilidad. Puede disparar exposiciones largas y nítidas y disparar con los objetivos más grandes y pesados.

Pero si necesita ambos, es posible que no tenga que comprar un monopié y un trípode. Algunos trípodes son dos en uno. Se convierten del sistema más estable al más móvil con solo unos pocos ajustes.

Los trípodes convertibles suelen funcionar de dos formas. El primer tipo convierte el poste central del trípode en un monopié. Esto es fácil de usar y no requiere mucho para cambiar entre los dos.

Los cierres giratorios necesarios para hacer que la columna central sea lo suficientemente pequeña para trabajar con ambos tienden a ser menos estables que los cierres abatibles.

Otros tipos de trípodes convertibles funcionan quitando una de las patas y volviéndola a colocar en la columna central. Esto crea menos restricción de altura y permite cerraduras más estables. Puede llevar más tiempo cambiar de un trípode a un monopié y viceversa.

Comprar ambos puede ser más fácil que tomarse el tiempo para convertir de un lado a otro. Pero una opción convertible ocupará menos espacio que empacar ambos en un viaje fotográfico.

Y, por supuesto, comprar un solo trípode convertible suele ser más barato que comprar tanto un trípode como un monopié.

Algunos monopie también tienen patas de apoyo pequeñas y desplegables en la parte inferior llamadas base de soporte o base plegable. Aún no puedes alejarte del monopié con las mini patas afuera, pero puedes obtener un poco más de estabilidad que un monopié solo.

¿Listo para comprar? Vea los mejores monópodes y trípodes para comprar con un presupuesto aquí.

Conclusión

Los monópodes y trípodes tienen un propósito similar, pero con ventajas y características muy diferentes. Los trípodes son más estables, mientras que los monopie son más móviles.

Los trípodes son ideales para fotografía de larga exposición y trabajo macro. Los monópodos son ideales para estabilizar lentes largos mientras fotografía deportiva en movimiento.

Es posible que necesite estabilidad y movilidad. En ese caso, puede elegir un trípode que se convierta en un monopié para obtener ambas ventajas sin invertir en ambas.

Deja un comentario