Consejos de fotografía de retratos artísticos para obtener más fotos artísticas

La fotografía de retratos artísticos es un género ligeramente ambiguo. Algunos argumentan que para ser considerada bella arte, una imagen deber presentar elementos específicos. Otros afirman que nosotros, como fotógrafos, podemos decidir si nuestro trabajo encaja en el género de las bellas artes o no.
También tiene patrones que puede usar para crear su propia obra de arte. Algunos de estos incluyen poses, expresiones e iluminación que agregarán un toque elegante a sus retratos.
Antes de explorar estos patrones, comprendamos qué hace que un retrato.

Cómo la fotografía de retratos se convierte en bellas artes

En general, los retratos presentan al menos una persona cuyo rostro puede mostrarse o no. La apariencia de su sujeto puede ocultarse con maquillaje, sombras o un objeto.
Alternativamente, su cabeza puede girarse o incluso no incluirse en el marco. Algunos fotógrafos eliminan partes de los rostros de sus sujetos (¡en un programa de edición, por supuesto!) para resaltar un tema específico, fortalecer sus habilidades de edición o sumergirse en la fotografía de retrato surrealista.
Hay una línea delgada y poco clara entre el retrato y la fotografía de retratos de bellas artes. En mi opinión, si quieres crear un retrato en el género de las bellas artes, tienes todo el derecho de etiquetarlo como quieras.
Si es algo que podría colgarse en una galería de arte, es bellas artes. Si planeó cuidadosamente su sesión de fotos y tenía un concepto muy específico en mente, sus resultados son obras de arte.
Como puede ver, realmente no hay límites cuando se trata de este género. Sin embargo, hay algunos patrones que he notado en los retratos de bellas artes más populares.
Una vez que te familiarices con ellos, desarrollarás un instinto artístico que te ayudará a encontrar y crear los retratos más impresionantes que puedas imaginar. Por absurdo que suene, ¡funciona!
Un retrato de fotografía de bellas artes en blanco y negro de la cara de una niña

Use fondos clásicos para resaltar el sujeto

La mayoría de las veces, los retratos de bellas artes tienen fondos muy simples que ponen el foco de atención en los sujetos. Tener un fondo muy simple resaltará todas las características de la cara del sujeto, como las texturas de la piel, la ropa y los objetos que sostiene.
Muchos retratos de bellas artes tienen fondos negros. Esto crea la ilusión de profundidad y obliga al ojo a concentrarse exclusivamente en el modelo.
Si los fondos oscuros no le atraen, use colores neutros en su lugar. Sue Bryce, una fotógrafa de bellas artes muy popular, suele utilizar fondos de color beige o gris para complementar los rasgos, la ropa y las poses de sus modelos.
Retrato artístico de la espalda de una modelo femenina sosteniendo flores blancas hacia la cámara

Pruebe estas cuatro poses artísticas

Los retratos de bellas artes a menudo presentan modelos que posan de una manera elegante pero natural. A continuación, encontrará algunas poses que complementarán su trabajo y harán que sus modelos se sientan seguros.

  • Deja caer los hombros. Usada a menudo en la fotografía de moda, esta pose crea una apariencia relajada pero elegante. Los hombros caídos darán como resultado líneas rectas que naturalmente atraerán la atención de los espectadores hacia el sujeto.
  • Crea espacio entre las extremidades. Los brazos y las piernas cruzados harán que el sujeto se vea distante e incómodo. En lugar de dejarlos posar rígidos frente a la cámara, déjalos relajarse, bailar o hacer algunos ejercicios de estiramiento. La creación de este espacio físico hará que se vean más elegantes, le dará más líneas y curvas con las que trabajar y hará que su composición se vea más atractiva visualmente.
  • Usa las manos para contar una historia. Como puede ver en la foto de arriba, la modelo usa sus manos, no su rostro, para contar una historia. La mayor parte de su cabello se mezcla con el fondo negro, lo que deja espacio para su espalda, las flores y, lo que es más importante, sus manos. La fotografía de bellas artes rebosa de detalles sutiles como estos, así que asegúrate de incluirlos en tus propias fotografías.
  • Inclina la cabeza hacia atrás. Esta es una pose que recuerda a los cisnes y las bailarinas. Una ligera inclinación hará que el cuello del sujeto se vea más largo, creará más espacio a su alrededor y le dará más forma al cuerpo. Esto creará el tema perfecto para una obra de arte.

Retrato artístico de una mujer rubia posando en un área de cocina mínima con vestido de noche blanco

Haga que sus modelos se sientan cómodos

Tenga en cuenta que no todas las poses y expresiones funcionarán para todos los modelos. Lo que se ve bien en una persona se verá poco favorecedor en otra. Para evitar malentendidos innecesarios, primero conozca su modelo.
Antes de su sesión de fotos, tenga una reunión rápida con su equipo. Si son principiantes, ayúdalos a sentirse cómodos con sus habilidades para posar y encuentra las que los hagan destacar.
Preséntales las poses que te gustan (las referencias visuales te ayudarán mucho durante este proceso) y pídeles sus comentarios honestos. Si una pose parece forzada (independientemente de lo popular que sea), déjala.

No tengas miedo del desenfoque de movimiento

En general, el desenfoque de movimiento es algo que muchos fotógrafos de retratos tienden a evitar por razones comprensibles.
Los detalles son algo que no quieres dar por sentado. Sin embargo, de vez en cuando deberías desenfocar partes de tu foto durante la sesión o en la postproducción.
Los resultados te mostrarán la importancia de salir de tu zona de confort y experimentar con técnicas impredecibles.
Independientemente de las técnicas de pose antes mencionadas, brinde a sus modelos el espacio y el tiempo para hacer lo que quieran. Esta espontaneidad puede resultar en retratos inesperadamente atractivos.
Por ejemplo, un movimiento sutil de la mano puede hacer que su foto parezca una pintura sin terminar. Mover el cabello puede parecer una cascada.
Fotografía de bellas artes atmosféricas retrato de una persona bailando en medio del humo o la niebla

Sea creativo con el maquillaje y los disfraces

La fotografía de bellas artes no es nada sin su vestuario y maquillaje. A algunos fotógrafos les gusta tomar la ruta tradicional y vestir a sus modelos con trajes que parecen pertenecer a la realeza. Muchos se centran tanto en el maquillaje como en la ropa.
Otros eligen ser inusualmente creativos con el maquillaje y toman retratos llamativos como el de arriba. Realmente no hay límites cuando se trata de cómo adornas a tus sujetos.
A menudo uso hallazgos de tiendas de segunda mano en mis retratos. Son inusuales, asequibles y lo suficientemente vibrantes para retratos de bellas artes. ¡Sé tan creativo como quieras! Use bufandas, sombreros, vestidos o incluso guantes de segunda mano. Imagina que te estás preparando para un papel en una película.
Suena tonto, pero tu imaginación puede llevarte a los lugares más emocionantes si se lo permites.
Retrato artístico de una mujer posando con pintura facial

Tomar retratos sin rostro

Tan importantes como son las expresiones faciales, no tener para aparecer en un retrato. A veces, una simple foto de una mano, un mechón de cabello o una columna curva pueden evocar recuerdos mucho más poderosos que una foto del rostro de un extraño.
Hay algo reconfortante, incluso identificable, en ver una figura humana y no solo una cara desconocida.
Los retratos artísticos sin rostro son ideales para autorretratos, fotos experimentales o tomas de prueba con sujetos que no quieren mostrar sus rostros. Tomarlos te abrirá un mundo completamente nuevo. No tendrás nada más que movimientos, partes del cuerpo y fondos en los que concentrarte.
Lo que me encanta del lado sin rostro de las bellas artes es lo liberador que es. Sus resultados seguirán siendo retratos, pero sin el enfoque de ojo nítido, la expresión o las poses a las que está acostumbrado.
Este lado de la fotografía te permitirá pensar fuera de la caja, dar forma a ideas que nunca imaginaste que tendrías y simplemente mejorar tus habilidades de observación.
Sereno retrato de una niña con la cabeza en la rodilla contra un fondo liso

Usa objetos inanimados en tu marco

Los viejos maestros de la pintura, como George William Joy y Fritz Zuber-Buhler, a menudo añadían objetos inanimados (flores, cuencos e instrumentos) a sus retratos.
Estos artículos contaban una historia sobre sus sujetos o servían como decoraciones llamativas. Podemos aprender un par de cosas de estos maestros usando objetos inanimados en nuestras fotografías.
Cosas como libros, flores e instrumentos tienen texturas que podrían convertir tus fotos en verdaderos retratos artísticos. Mientras busca objetos, tenga en cuenta la historia de su modelo.
¿Quieres crear un personaje o simplemente hacer que tu retrato se vea estéticamente agradable?
De cualquier manera, presta atención a las texturas, los detalles, las formas y los colores neutros. Para inspirarse, analice pinturas clásicas (es decir, invente una excusa para visitar su museo local).

Una chica pelirroja posando con flores sobre un fondo verde: consejos para la fotografía de retratos artísticos
No tenga miedo de experimentar con fondos y accesorios. Una combinación de dos colores de fondo, flores y manos podría dar como resultado un retrato artístico único como este.

Date un desafío de edición

La edición y la corrección de color pueden agregar mucha profundidad adicional a sus retratos. Tomemos como ejemplo al fotógrafo de bellas artes Paul Apalkin. Sus retratos son impactantes y sus modelos lucen cómodas.
Lo que quizás no notes de inmediato es cuánto amor pone en su trabajo de edición; sus retratos están cuidadosamente corregidos en color para que se vean como lo hacen. Sin sus habilidades de edición, no tendría un estilo característico poderoso.
La edición es definitivamente opcional. Si desea mantener sus fotos lo más crudas posible, aún puede crear impresionantes retratos artísticos. Sin embargo, si estás de humor para experimentar, ¡estás de enhorabuena!
Los fotógrafos de retratos de bellas artes utilizan varias texturas, recursos fotográficos y herramientas de corrección de color para llevar sus retratos al siguiente nivel. Ponte a prueba experimentando en diferentes programas de edición con diferentes recursos.
Un retrato en blanco y negro de una niña manchada con pintura roja

Conclusión

La fotografía de retratos artísticos es un género que te obligará a redefinir tus habilidades artísticas. Te obligará a explorar la belleza de las personas en diversas formas. Te enseñará no solo a capturar la vida tal como es, sino también a crear mundos propios.
Al dejar que sus propias ideas cobren vida, se convertirá en un fotógrafo con habilidades impresionantes y una visión sólida.
La verdadera belleza de este género se puede encontrar en su libertad para ser cualquier cosa que desee. La fotografía artística no tiene fronteras ni límites. Todo depende de tu zona de confort, tus ideas y tus habilidades técnicas.
Siga su instinto, experimente con los consejos anteriores y recuerde que su mejor retrato artístico está a la vuelta de la esquina.
¡También tenemos excelentes artículos sobre cómo crear fotografías de dípticos o cómo editar fotografías de bellas artes en blanco y negro!

Deja un comentario