12 consejos para perfeccionar su fotografía de arquitectura urbana

La fotografía de arquitectura es algo en lo que casi todos los fotógrafos se involucran en algún momento u otro, aunque solo sea de manera casual. Sin embargo, es sorprendentemente complicado hacerlo bien.
Cada edificio tiene un estado de ánimo y una personalidad propios, y la mejor fotografía no solo se verá bien, sino que también capturará estas cualidades, lo que permitirá a los espectadores compartir la sensación de un lugar. No es tan fácil como parece.
De hecho, probablemente sepa que es mucho más fácil conseguir una toma arquitectónica deslucida o cotidiana que algo que se destaque.
Sin embargo, con práctica, creatividad y los siguientes consejos, puede mejorar drásticamente la fuerza visual de su fotografía de arquitectura urbana.

Qué necesitará para seguir este tutorial

No necesita mucho equipo para obtener excelentes tomas de arquitectura (o para seguir este tutorial). Su creatividad y composición lo llevarán mucho más lejos que una cámara o un lente costosos.
Aún así, si desea dedicarse al campo en serio, hay algunos elementos que debe considerar. Estos son los que se mencionan en este artículo:

  • Cámara (obviamente). Idealmente, esta sería una DSLR, pero la mayoría de estos consejos funcionarán para teléfonos celulares y / o fotografías de apuntar y disparar también. Si no está utilizando una DSLR, es mejor elegir una cámara que pueda disparar en formato Raw.
  • Trípode (u otro estabilizador) y una forma de disparar el obturador de forma remota.
  • Lente gran angular
  • Filtros (polarizantes, graduados y de densidad neutra)
  • Software de posprocesamiento

12. Tómese el tiempo para conocer realmente el espacio

Para capturar la esencia de un edificio, ya sea por dentro o por fuera, necesitará tomarse un tiempo para conocerlo. En un nivel práctico, esto significa explorar la ubicación, notar cómo viaja el sol, dónde están las sombras en diferentes momentos del día, verificar los distintos puntos de acceso y ver dónde convergen las líneas.
Busque ángulos inusuales y perspectivas inusuales. Fíjate si hay personas por ahí y cuándo y decide si quieres incluirlas en tu toma.
En el lado conceptual de las cosas, investiga un poco. ¿Quien lo construyó? ¿Por qué? ¿Hay alguna historia convincente? ¿Cómo han fotografiado otros el edificio?
Todas estas cosas pueden influir significativamente en la forma en que elige capturar el espacio. Por el contrario, puede concentrarse únicamente en la estructura y la geometría, solo asegúrese de investigar todas las posibilidades.

La hora azul

11. Cuide sus líneas

Una de las claves más importantes para las buenas tomas de arquitectura es asegurarse de que sus líneas vayan exactamente donde se supone que deben ir. Las líneas verticales deben ser verticales, líneas horizontales, horizontales. Suena elemental, pero en realidad, puede ser un gran desafío, especialmente si tienes que inclinar la cámara hacia arriba para que todo el edificio quede en el encuadre.
Las líneas paralelas comenzarán a converger (también conocido como distorsión trapezoidal) y el edificio parecerá que se está cayendo hacia atrás. Además, si está utilizando una lente gran angular, probablemente tendrá que afrontar una buena cantidad de distorsión.
Para la distorsión trapezoidal, intente poner cierta distancia entre usted y el edificio o llegar a un punto de vista más alto. Una lente de cambio de inclinación también solucionará el problema, aunque puede ser bastante costosa.
Para la distorsión de la lente (y para aquellos de nosotros que no podemos pagar una lente de cambio de inclinación), necesitará arreglar las cosas en el posprocesamiento.

Exterior colorido de un edificio tomado durante la Hora Dorada para una mejor fotografía de arquitectura
La hora dorada

10. Al aire libre: atrapa la luz

Como en toda fotografía, la iluminación es uno de los elementos clave que harán o deshacerán tu toma. Para las tomas exteriores, el viejo adagio del paisaje es válido aquí: «dispara durante las horas doradas y azules».
La hora dorada es la primera y la última hora de luz solar en un día; la hora azul es la hora antes del amanecer y después del atardecer. Es durante estos momentos cuando obtendrá la mejor calidad de luz.
Muchos fotógrafos apuntan a esa franja horaria mágica donde todavía hay luz en el cielo (la hora azul) y las luces de la ciudad acaban de encenderse. Solo hay unas pocas semanas al año en las que esto sucede de forma natural, pero es mágico cuando sucede.
Por supuesto, si te gusta la fotografía nocturna, esperar hasta que toda la luz esté fuera del cielo también funcionará.

Foto interior de una sala de audiencias
Foto de Michael B. Beckwith

9. Interior: haga que la luz trabaje para usted

En cuanto a la iluminación, las tomas de interiores tienden a ser más complicadas que las tomas de exteriores. A menos que pueda traer su propio equipo de iluminación, tendrá que conformarse con la iluminación que está allí, con la que puede o no ser fácil trabajar.
Si hay ventanas, asegúrese de disparar durante las horas más brillantes del día para maximizar la luz natural disponible. Para iluminación de bajo nivel, necesitará un trípode para estabilizarlo durante tomas de larga exposición.
Además, si no está filmando en Raw, querrá tener especial cuidado con su balance de blancos. La luz artificial puede cambiar la forma en que percibimos el color de los elementos de construcción.

Dramática imagen HDR de la iglesia de Riddarholmen, Estocolmo, Suecia
Sergey Dzyuba. Imagen HDR de la Iglesia Riddarholmen, Estocolmo, Suecia

8. La magia del HDR

Aunque se usa en exceso, el HDR puede resolver muchos problemas en la fotografía de arquitectura. Más específicamente, puede resolver problemas de posible sobreexposición y subexposición cuando no puede usar su propia configuración de iluminación.
Por ejemplo, si necesita que aparezcan los detalles fuera de una ventana, así como el interior de la habitación, HDR puede ayudarlo a aclararlo. En el aspecto artístico, también es ideal para tomas exteriores creativas, como la de arriba.
Necesita algo de destreza de posprocesamiento para que se vea lo mejor posible (y no «recocido» como algunos dirían que está la toma de arriba). Pero para los principiantes y aquellos que no tienen tiempo o ganas de configurar sus propias luces (tomas interiores) y fotógrafos que buscan agregar dramatismo a las tomas exteriores, puede crear magia.

Fotografía en blanco y negro del techo de la estación de tren de King's Cross London
Lucie K. El techo de la estación de tren de King’s Cross London

7. No olvide los detalles

La mayoría de la gente se enfoca en capturar edificios como un todo. Pero disparar desde un nivel macro o conceptual a menudo abrirá una lata de posibilidades completamente nueva.
Esté atento a los detalles y patrones geométricos que otros podrían no notar, particularmente en edificios más antiguos. ¿Cómo interactúan las líneas entre sí? ¿Cómo enfatiza la luz la textura de los materiales de construcción? ¿Dónde caen las sombras?
Un poco de exploración puede no solo otorgarle algunas tomas fantásticas, sino que también puede ayudarlo a descubrir algo nuevo o emocionante sobre la construcción o la historia del edificio, lo que le permite agregar más historia a sus tomas.

Fotografía de arquitectura atmosférica tomada del interior de Impasse Saint-Eustache, París, Francia
John Towner. Impasse Saint-Eustache, París, Francia.

6. Busque un ángulo único

Mientras que a algunos fotógrafos les gusta recrear tomas “icónicas”, a muchos de nosotros nos gusta producir algo original, algo único para nosotros. Eso significa encontrar una perspectiva única.
Durante su recorrido (consejo 1), tómese el tiempo para mirar a su alrededor de una manera que no tendría de otra manera. A veces, todo lo que se necesita es mover la cámara unos centímetros hacia arriba o hacia abajo o simplemente mirar hacia arriba.
Para tomas exteriores, explore todos los lados del edificio tanto de cerca como de lejos. Para un potencial aún más creativo, vea si puede subir a balcones o azoteas. Cualquier cosa que le dé una perspectiva que normalmente no se fotografía.
Sin embargo, tenga en cuenta la seguridad y asegúrese siempre de no entrar sin autorización.

Amplia vista exterior del Centro de Convenciones de Portland
Teryani Riggs. El centro de convenciones de Portland

5. Agregue el contexto

Si le gusta contar historias con sus imágenes, es posible que desee considerar incluir el contexto de un edificio. El contexto ayuda al espectador a colocar una estructura tanto en el espacio como en el tiempo. Para las tomas exteriores, esto puede incluir el clima y las formaciones de nubes, así como el paisaje que rodea el edificio.
Por ejemplo, en la foto de arriba, el fotógrafo decidió aprovechar al máximo la hora azul y las luces encendidas en primer plano incluyéndolos en la toma.
Sin embargo, no es para todas las tomas. En el caso de la fotografía inmobiliaria, el contexto más amplio a menudo hará o deshará una venta, lo que determinará si la incluirá o no. Además, si busca una imagen geométrica abstracta, el contexto no es tan relevante.

Toma interior de la biblioteca de Mid-Manhattan
Rob Bye. Biblioteca Mid-Manhattan

4. No olvides el elemento humano

La incorporación del elemento humano a la fotografía arquitectónica sigue siendo una de las técnicas más infrautilizadas. Es como si pensáramos que agregar personas al marco de alguna manera contaminará la belleza pura y diseñada del edificio.
Pero los edificios fueron diseñados para y por personas. Agregar personas puede aportar un nivel sustancial de dimensión e interés a su imagen. Nos permite ver el edificio desde la perspectiva de quienes viven o trabajan en él. Podemos comprender mejor la funcionalidad del espacio, para qué fue construido, cómo interactúa con nosotros.
A nivel práctico, te permitirá crear una sensación de escala en tu imagen. En la foto de arriba, podemos ver cuán pequeño es un ser humano en comparación con la longitud de la biblioteca.

Toma interior del pasillo del Real Alcázar de Sevilla, España.
Christian Battaglia. Real Alcázar de Sevilla, España

3. Esté atento a los reflejos

Los reflejos pueden ser tu mejor amigo o tu peor enemigo, dependiendo de cómo los captures. Si se usan bien, pueden agregar un nivel de profundidad, brillo e interés a su imagen que de otra manera no existiría.
En el lado negativo, a veces es fácil quedar atrapado en uno desprevenido, especialmente en tomas interiores. Por lo tanto, a menos que desee que lo encuentren al acecho en la imagen, asegúrese de saber dónde están todas las ventanas y espejos de una habitación y qué reflejan.

Una lente Nikon Tilt-Shift sobre fondo blanco.
Una lente Nikon Tilt-Shift. Caro, pero vale la pena si quieres convertirte en un profesional.

2. Invertir en equipo fotográfico de arquitectura urbana

Afortunadamente, probablemente ya tenga la mayor parte del equipo que necesita para tomar excelentes tomas de arquitectura: una DSLR decente, un trípode y un cable de obturador remoto. El siguiente paso es invertir en una lente gran angular, que a menudo le permitirá ajustar todo el marco del edificio en una sola toma. No recomiendo lentes de ojo de pez, ya que la distorsión tiende a ser bastante extrema.
Agregar algunos filtros a su equipo nunca es una mala elección, especialmente si realiza muchas tomas exteriores. Un filtro graduado atenuará el brillo del cielo mientras deja el primer plano adecuadamente expuesto.
Un filtro de densidad neutra le permitirá un mayor alcance en tomas de larga exposición. Y los filtros polarizadores pueden ayudar a controlar los reflejos no deseados y agregar más color / contraste al cielo.
Sin embargo, si quieres hacer todo lo posible, invierte en una lente de cambio de inclinación. Reducirá considerablemente el trabajo de posprocesamiento.

Imagen HDR del Capitolio del Estado de Utah
Imagen HDR del Capitolio del Estado de Utah

1. Aprenda el posprocesamiento

Por último, pero no menos importante, todas las fotos de calidad necesitan algún nivel de posprocesamiento. En términos generales, cuanta más habilidad tenga en el posprocesamiento, más influencia tendrá en el aspecto y la calidad finales de su imagen.
Desafortunadamente, si aún no está utilizando un software de edición de imágenes, las opciones pueden parecer asombrosas. Cualquiera que sea el que elija, asegúrese de que pueda funcionar con fotos Raw (incluso si aún no está filmando en Raw) y de que haga correcciones de lente.
Si está destinado a probar HDR, necesitará un software especial para fusionar fotos. Los editores de fotografías avanzados como Photoshop o Lightroom pueden hacer esto; También puede optar por editores como Photomatix o Aurora HDR que fueron diseñados específicamente para trabajar con imágenes HDR.

Conclusión

Estéticamente hablando, la fotografía de arquitectura urbana tiene una cantidad increíble que ofrecer: una multitud de líneas, ángulos, formas geométricas y texturas que pueden crear una amplia gama de oportunidades fotográficas.
De hecho, sería difícil encontrar una combinación tan perfecta de posibilidades geométricas en cualquier otro género. Agregue a eso el hecho de que cada edificio tiene su propia personalidad, su propia combinación única de forma y función, y tiene mucho con qué trabajar.
Con suerte, encontrará que estos consejos (y mucha práctica) lo ayudarán a capturar la esencia de un edificio de una manera que sea totalmente suya.

Deja un comentario